La Guardia Civil detiene a una persona por un delito continuado de estafa en la contratación e instalación de gas

La Guardia Civil de Córdoba, en un operativo realizado en varias provincias españolas, ha detenido a un vecino de la provincia de Almería, de 33 años de edad, como supuesto autor de un delito continuado de estafa y otro de falsedad documental.

Las investigaciones se iniciaron el pasado mes de marzo, tras tener conocimiento la Guardia Civil a través de una denuncia presentada en el Juzgado de Instrucción de Montilla, por un empresario vecino de la localidad, que una empresa dedicada a la instalación de gas, tras presupuestarle la realización de una instalación, había solicitado en su nombre, un crédito en una entidad financiera, habiendo recibido dicha empresa el importe del crédito, sin haber realizado instalación alguna y quedándole al denunciante la obligación de pagar el crédito, el cual ni había solicitado.

En el inició de las investigaciones se tuvo conocimiento de que la empresa que había contratado el crédito actualmente tenía su domicilio social en una localidad de la provincia de Almería, si bien también estuvo instalada en una nave ubicada en un Polígono Industrial de esta capital.

Asimismo, se pudo saber que el responsable de la empresa investigada, tenía otras empresas con las que había realizado el mismo procedimiento y que podría haber más personas afectadas.

El desarrollo de las investigaciones, realizadas por el Equipo territorial de Policía Judicial de la Guardia Civil de Montilla, permitió conocer el “modus operandi” utilizado, que consistía en que personal comercial contratado por la empresa, que no tenían conocimiento de la actividad ilegal, visitaban establecimientos comerciales, a los que ofrecían la posibilidad de instalar gas natural. Confeccionaban un presupuesto de instalación y ofrecían la posibilidad de financiarlo. Si los empresarios accedían, solicitaban copia de DNI, número de cuenta corriente a los clientes y copia de la declaración de la renta. En algunos casos iniciaban la instalación, que nunca acababan y en otros directamente no iniciaban la obra, pero siempre solicitaban, utilizando la documentación que tenían, prestamos a entidades financieras falseando la firma de los clientes. La empresa recibía directamente de las entidades financieras la cantidad solicitada y el pago de las mensualidades recaía sobre el cliente.

El número de personas afectadas por este tipo de estafa en varias provincias españolas, principalmente andaluzas puede superar las ochenta y el montante total de créditos solicitados asciende a unos 200.000 €.

Tras más de 7 meses de investigaciones y obtener suficientes indicios de la actividad delictiva y la autoría de la misma, se procedió a la detención del supuesto responsable de la empresa, como supuesto autor de un delito continuado de estafa y otro de falsedad documental. Asimismo, se han practicado dos registros en una localidad de la provincia de Almería, uno de ellos en el domicilio del encargado de las empresas implicadas y otro en la sede social de las mismas, en los que se ha intervenido numerosa documentación y soportes informáticos, que están siendo objeto de estudio y análisis.

La operación continúa abierta y no se descarta que haya más personas afectadas.

Menú