La oenegé montillana Fundación Social Universal recibe de la Diputación parte de las ayudas destinadas a la cooperación al desarrollo

Cerca de 410.000 personas necesitadas de todos los rincones del mundo se beneficiarán de manera directa de las ayudas de la Delegación de Cooperación al Desarrollo de la Diputación para oenegés, asociaciones y ayuntamientos de la provincia, unas subvenciones cuya cuantía total asciende a 740.000 euros y que se materializarán en 67 proyectos solidarios para paliar el hambre y la desnutrición, luchar contra la pobreza, favorecer el desarrollo rural o ayudar a sectores de población más necesitados –como niños, refugiados o mujeres-.

La distribución de estas ayudas, que recibirán los colectivos beneficiarios antes de final de año, ha sido dada a conocer por la responsable de Cooperación al Desarrollo en la Diputación de Córdoba, Pilar Gracia, quien ha hecho hincapié en que “el compromiso de la institución con la cooperación al desarrollo está consolidado”, y ha reiterado “el valor humano de esta convocatoria, con 410.000 personas en todo el mundo que van a ser beneficiarias, y la altísima calidad de los proyectos presentados”.

Gracia ha explicado que la modalidad dirigida a organizaciones no gubernamentales está dotada con 460.000 euros para financiar un total de 20 proyectos, de las 46 solicitudes presentadas. En este sentido, la diputada provincial ha valorado que “catorce de ellos se centran en desarrollo rural, trabajando en zonas rurales en temas de seguridad alimentaria, capacitación agrícola y ganadera y lucha contra la pobreza”. Además, ha proseguido, “está presente el trabajo con la mujer y otros proyectos se centran en formación y educación o en temas sanitarios”.

En cuanto a la distribución geográfica, la responsable de Cooperación ha destacado la preponderancia de la Zona Andina (Bolivia, Perú y Ecuador) con un total de nueve iniciaticas, siete en África Subsahariana, tres en Guatemala y una en los campamentos saharauis.

Como ejemplo de las actividades subvencionadas, y que se verán culminadas gracias a las ayudas de la Delegación de Cooperación, Pilar Gracia ha destacado una clínica para el seguimiento de mujeres embarazadas en Cusco (Perú), impulsado por PROMI; a un taller de elaboración de prótesis para víctimas de minas antipersona en los campamentos saharauis, al frente del cual está ACANSA; y al programa de la oenegé montillana Fundación Social Universal en la Escuela de Gobernabilidad de Cusco (Perú).

Dentro de la modalidad de Ayuda Humanitaria para atender necesidades básicas en situaciones de emergencia, dotada con 100.000 euros, Gracia ha indicado que “obtienen subvención 14 proyectos como Vacaciones en Paz y Caravana por la Paz, programas de atención a refugiados en Gaza y Palestina y atención a crisis alimentarias y de salud en países africanos”.

Finalmente, dentro de las ayudas a programas de cooperación impulsados por ayuntamientos de la provincia, se han aprobado 32 iniciaticas con una cuantía total de 125.000 euros. En este sentido, la diputada provincial ha recalcado que “es reseñable la presentación de proyectos conjuntos entre varios ayuntamientos, permitiendo un trabajo con alto impacto”,

Así, se ha referido a los proyectos de Bolivia, a la creación de microempresas en Camerún –presentado por diez ayuntamientos del Guadiato-, para mujeres agrícolas también en Camerún –impulsado por los ayuntamientos de Montalbán, Hornachuelos y Guadalcázar- o para rehabilitar una escuela deportiva del Sahara –presentada por Villafranca, Espejo, Cabra y Espiel-. Además de estos proyectos colectivos, se añaden iniciativas individuales en zonas de Colombia, Guatemala, India, Perú, Etiopía, Filipinas, Malí, Bolivia y Cabo Verde.

Menú