La tradicional “candelá” pone fin a las fiestas en honor a San Sebastián

La fiesta en honor a San Sebastián finalizaron anoche con la
celebración de la tradicional Candelá a la que acudieron numerosos vecinos para
reunirse alrededor del fuego para asar chorizos en un ambiente de convivencia.

Los vecinos no quisieron perderse este acto tan peculiar que
se celebra cada año el 20 de enero, con el objetivo de compartir unos momentos
de convivencia junto al fuego. Se trata de una tradición popular en la que
antiguamente los vecinos quemaban sus muebles viejos con el sentido de
renovación. Hoy en día supone el compartir una noche con familiares, amigos y
vecinos mientras se degustan chorizos, sopaipas o chocolate caliente preparados
por la Hermandad de la Misericordia. Pese a las bajas temperaturas, los vecinos
estuvieron hasta la medianoche celebrando esta tradición popular que cuenta con
más de un siglo de historia.

El pasado sábado 18 de enero, tuvo lugar la procesión del
Santo por las calles aledañas a la Parroquia de San Sebastián.

Los actos en honor a San Sebastián dieron comienzo el pasado
viernes con la celebración del Triduo, además de la procesión, una comida de
convivencia y la tradicional Candelá que puso punto y final a los cultos en
honor al Santo.

Menú