Más de 450 personas se forman en empoderamiento para prevenir y detectar situaciones de violencia de género

Más de 450 personas del ámbito del asociacionismo de mujeres de la provincia de Córdoba han aprendido las claves para detectar situaciones de violencia de género, así como técnicas de autoestima y empoderamiento para prevenirla, durante los cursos de formación impartidos en el proyecto ‘Desde las diferencias y la diversidad sumando objetivos comunes: empoderarnos para prevenir la violencia’.
Este proyecto ha estado impulsado por el Instituto Andaluz de la Mujer (IAM) y diez asociaciones de mujeres de la provincia de Córdoba: Almahara de Villaralto, Buenavista de Doña Mencía, Elvira Zuñiga y Mujeres Rurales de Belalcázar, Encina Milenaria de Cardeña, Josefa Alegra de Ochavillo del Río, Marianne de Córdoba, Mega de Cabra, Organización Feminista de la Subbética y Un nuevo sol de Palma del Río. 
La delegada territorial de Igualdad, Salud y Políticas Sociales en Córdoba, María Isabel Baena, ha clausurado hoy esta acción formativa, que ha tenido como objetivos concienciar a la población sobre el problema de la violencia de género y empoderar a las mujeres para prevenir las posibilidades de sufrirla. En este sentido, Baena ha destacado la “importancia de iniciativas como ésta para la detección precoz del maltrato machista, y sobre todo para el fomento de la igualdad de género”
Según ha recordado la delegada, “el empoderamiento de las mujeres es vital para liderar el camino hacia una igualdad real”. Por ello, ha destacado la apuesta de la Junta por la formación de las mujeres, “sobre todo jóvenes”, en materia de igualdad y en línea con las estrategias marcadas para los próximos años por el Pacto Andaluz por la Igualdad de Género, elaborado con la colaboración ciudadana, y que incide en la importancia de la prevención del maltrato.
Baena ha transmitido el compromiso de la Junta de Andalucía de mantener su lucha contra la violencia de género pese a la situación económica, con un aumento de la partida presupuestaria en esta materia del 1,9% para 2014. La delegada ha recordado la red andaluza de recursos existente para la atención a situaciones de maltrato, que abarca “todo un sistema de prevención, detección y atención que se activa en el momento en el que se presenta una denuncia, y que está a disposición de las víctimas para apoyarlas y ayudarlas a salir del círculo de la violencia”.
Entre los principales programas del IAM destacan los de atención psicológica, jurídica, el servicio de acogida y atención integral, la atención presencial -en los centros municipales y provinciales del IAM- y telefónica -en el 900 200 999-, las ayudas económicas para la recuperación y autonomía de las mujeres víctimas, las campañas de prevención y los programas de coeducación, entre otros.
 
Finalmente, la delegada territorial ha advertido del riesgo de que la crisis económica y los recortes emprendidos por el Gobierno central en materia de derechos de las mujeres  “perjudiquen aún más a las víctimas de violencia de género” Así, Baena ha explicado que medidas como la retirada de la aportación estatal a la dependencia, la reforma laboral o la reforma de la ley del aborto “precarizan la salud y la economía de las mujeres y las intentan devolver al ámbito doméstico”. A ello se suma la reforma de la administración local, ¬que prevé eliminar los servicios municipales de atención a mujeres, y las reducciones presupuestarias estatales en materia de igualdad y violencia de género, con una caída del presupuesto desde 2011 del 30%. Todo ello “puede poner en peligro la red de atención a las víctimas y las campañas de concienciación para la población en general”, ha concluido.
Menú