Medio Ambiente publica la nueva Orden General de Veda de la Pesca Continental

La Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del
Territorio ha aprobado la nueva orden en la que se fijan las vedas y los
períodos hábiles de pesca continental en el ámbito de la comunidad autónoma
andaluz. Esta norma, publicada en BOJA, se adapta a las nuevas estipulaciones
legales y de gestión que recoge el Real Decreto 630 de 2013 que regula el
catálogo español de especies exóticas invasoras.

 

De acuerdo con este
Decreto se distinguen las especies pescables, según  su condición de autóctonas, de origen
marítimo o continental con sus correspondientes grados de protección; las
alóctonas, que no tienen limitación en cuanto a tallas mínimas; y finalmente,
las incluidas en el Catálogo de especies exóticas invasoras. Estas últimas sólo
podrán pescarse en las áreas en las que se introdujeron con anterioridad a la
entrada en vigor de la Ley de 2007 del Patrimonio Natural de la
Biodiversidad.  Para evitar introducciones
ilegales la nueva Orden no permite la pesca de  
las especies invasoras ya que esto podría suponer una promoción de
dichas ilegalidades. Únicamente se podrán autorizar aquellas actuaciones que
tengan como objetivo la erradicación de las mismas. En el caso de pesca
fortuita de algún ejemplar exótico, estos no podrán ser devueltos a las aguas,
para lo cual deberán eliminarse y retirarse del medio natural depositándose en
un lugar apropiado para su eliminación.

 

Como consecuencia
de lo estipulado en esta normativa se excluye el pez sol de entre las especies
pescables que estaban contempladas en la Orden de 2011, aunque podrá
autorizarse  la pesca en los lugares en
los que se introdujeron  legalmente antes
de la Ley del Patrimonio Natural y la Biodiversidad de 2007. Este es el caso
del black-bass y del lucio, ambos de gran interés en competiciones deportivas y
que se podrán capturar en algunos embalses. Además, se
establece una salvedad para la retención del barbo en rejones durante su veda
en competiciones oficiales que se realicen en algunos  embalses.

 

Así, la nueva
norma contempla también la incorporación de dos nuevos anexos, uno  referido a los embalses donde se permite la
retención del barbo y otro con las masas de agua autorizadas para la pesca del
black-bass y lucio. Respecto a la Orden de 2011 se elimina el anexo relacionado
con las aguas libres trucheras no habitadas por la trucha común, que se incluye
en otro apartado, y el de cotos de ciprínidos, tres en Huelva y uno en Córdoba,
que ahora pasan a ser aguas libres.

 

Igualmente, se
incluyen medidas excepcionales de restricciones de pesca en los embalses de
Bermejales e Iznájar y el río Genil ante la persistencia de los efectos producidos
por la especie invasora del mejillón cebra (Dreissena polymorpha). No
obstante, se introduce como novedad la posibilidad de pescar en dos nuevos
tramos de dicho río y se define una serie de medios de pesca como las cañas si
carretes, sedales, anzuelos, señuelos y cebos.

 

El Catálogo de
Especies Exóticas Invasoras, excluye al cangrejo rojo (Procambarus clarki)
de su aplicación únicamente en las zonas que se delimitan donde constituye un
recurso destinado a la alimentación con normativa específica.

 

También se
mantiene la supresión de la anguila (Anguilla anguilla) de la lista de especies
pescables para dar cumplimiento al Decreto que establece la medidas para la
recuperación de la anguila europea.

 

Cabe destacar que
esta nueva Orden General ha sido consensuada por los Consejos  Provinciales de Medio Ambiente y
Biodiversidad, así como el Comité de Pesca del Consejo Andaluz de
Biodiversidad.

 

Andalucía cuenta con 206.113
pescadores habilitados en el Registro Andaluz de la Caza y la Pesca
Continental, de los cuales, 35.698 tienen su licencia en vigor. Del total de
personas registradas para el ejercicio de la pesca, 11.012 pertenecen a otras
comunidades autónomas y 382 provienen de otros países. La afluencia de
visitantes a nuestra Comunidad autónoma para practicar la pesca continental,
una actividad relacionada con el deporte de naturaleza, se ha convertido en los
últimos años en una fuente de ingresos para los municipios rurales y en un
atractivo más para poder disfrutar de nuestros espacios naturales y promover un
turismo sostenible.

 

 

 

Menú