Pediatras del Hospital de Montilla imparten un taller de sobre nutrición infantil saludable dirigido a madres y padres

tallernutricionhospit
Foto: cedida.

Pediatras del Hospital de Montilla imparten el I Taller de
Nutrición Infantil Saludable especialmente dirigido a madres y padres. El
objetivo de esta actividad es incidir en los hábitos alimenticios y de vida de
las familias, prestando especial atención a las conductas habituales de los
padres, en lo que a la adquisición de productos alimenticios y bebidas se
refiere.

 

Varias familias de la comarca –madres, padres e hijos- han
acudido al taller, que ha constado de una parte teórica, en la que se ha
abordado, de forma ilustrativa, la pirámide de alimentación y el ejercicio
físico que los menores deben realizar para combatir el sendentarismo y hacer
frente al sobrepeso y la obesidad infantil.

 

Asimismo, la segunda parte del taller, denominada ‘Cesta de
la compra’, ha consistido en analizar qué tipo de alimentos eligen los padres habitualmente
para incorporar a la compra familiar, así como el etiquetado de los productos.
Para hacerlo más dinámico y representativo, se ha pedido a los asistentes de
manera previa, que traigan al taller un ejemplo de alimento o bebida que los
niños consuman con regularidad, lo que ha contribuido a personalizar este
bloque del taller, de aplicación práctica.

 

Las tres médicos especialistas en Pediatría del hospital
montillano, María Luisa Becerra, Montse Lesmes y Ángeles Criado, han sido las
encargadas de impartir esta primera edición del taller de nutrición. La
actividad se ha complementado con la entrega a las familias de material
informativo de apoyo, sobre alimentación saludable y ejercicio físico, editado
por la Consejería de Igualdad, Salud y Políticas Sociales y el Ministerio de
Sanidad Servicios Sociales e Igualdad.

 

Ángeles Criado resalta la importancia de llevar a cabo
actividades de este tipo porque involucran a los padres, que a menudo trasmiten
a sus hijos los hábitos alimenticios, y son además los encargados de comprar
los alimentos que se consumen en casa. Según Criado, una de las mejores maneras
de atajar problemas de salud tan serios y prevalentes como el sobrepeso y la
obesidad infantil, es predicar con el ejemplo desde los hogares.

 

Prevalencia del
sobrepeso y la obesidad infantil

 

Según la OMS La obesidad infantil es uno de los problemas
de salud pública más graves del siglo XXI, tildado por sus proporciones
actuales, de epidemia. El 46,7% de los niños
andaluces tiene sobrepeso u obesidad.

 

Tomando como referencia los estándares de la OMS, con el
estudio ALADINO 2011 (Alimentación, Actividad física, Desarrollo Infantil y
Obesidad), se estima que en España hay un 26,2% de niños (25,7% de las niñas y
26,7% de los niños) con sobrepeso y un 18,3% de obesos (15,5% de las niñas y
20,9% de los niños).

 

En Andalucía, la magnitud de este problema es aún mayor. Concretamente,
la cifra de obesidad en niños es superior a la de las niñas, con el 25,4% de
los niños y el 19,7% de las niñas, pero en sobrepeso los porcentajes están más
igualados, ya que en esta categoría se enmarcan el 24,6% de los niños y el
23,6% de las niñas.

 

Entre los problemas de distinta índole asociados a estas
afecciones se encuentran, por ejemplo: los prejuicios y la discriminación
social que sufren los menores con obesidad o con sobrepeso, que pueden conducir
al aislamiento y la hostilidad social; alteraciones hepáticas y metabólicas (intolerancia
a los hidratos de carbono, predisposición a la diabetes, trombosis, etc.); alteraciones
psicológicas tardías; lesiones articulares; apneas obstructivas del sueño y
asma, entre otros.

Según los expertos, estas repercusiones clínicas, junto a
la elevada frecuencia de obesidad infantil en la población, hacen bastante
probable que la generación actual tenga menor calidad de vida y viva menos años
que sus padres. Además de las repercusiones en la salud, a medio y largo plazo,
la obesidad y el sobrepeso juvenil son afecciones muy costosas, ya que el
tratamiento de las enfermedades que provocan, muchas de ellas crónicas, supone,
desde el punto de vista económico, un gran gasto sanitario. Por todo ello,
procurar atajar estos problemas de salud resulta clave.

 

Para contribuir a esta tarea, la Consejería de Igualdad,
Salud y Políticas Sociales cuenta con el Plan Integral de Obesidad Infantil de
Andalucía, que se plantea fomentar la participación de los/as profesionales
sanitarios y de otros sectores en el impulso y la dinamización de sus
diferentes líneas de actuación para la prevención y el control de la obesidad
infantil en Andalucía.

 

En este sentido, otra de las herramientas que se ha usado
en el taller del hospital montillano ha sido precisamente un instrumento de
este Plan integral andaluz: la denominada “Red de la sandía”; integrada por un
conjunto de profesionales cualificados que han mostrado su disponibilidad y
acuerdo para trabajar en el área de la obesidad infantil. Además, la Red crea, a
través de su Plataforma Virtual, un entorno para trabajar juntos facilitando la
formación, el intercambio de experiencias y la construcción de
conocimiento colaborativo. 

Menú